Sector porcino

Retos de la porcicultura latinoamericana

PDF
Contenido disponible en

Para leer más contenidos de Revista porciNews Latam Diciembre 2021

El 2021 cierra como un año complejo y lleno de retos para la porcicultura mundial. Además de la ya conocida epidemia en Asia, 13 países en Europa y 2 en América insular han reportado la presencia de la Fiebre Porcina Africana. 

Por lo cual, países asiáticos como China, Japón, y Corea del Sur, han generado una mayor demanda de proteína animal, que en teoría debería ser suplida por los países productores de carne de cerdo latinoamericanos

Sin embargo, una parte importante de la industria latinoamericana todavía sigue pulverizada y no ha implementado los cambios necesarios para aprovechar esta oportunidad. 

La meta de hoy debe ser aumentar y estabilizar la producción mediante la modernización e inversión en mejoras que automáticamente permiten acceder a los mercados internacionales. 

Con esto, aumentaremos el retorno a la inversión de nuestra industria lo que asegurará un crecimiento constante y eficiente.
Los retos son:

Bioplagen Latam

Inversión en un plan efectivo de bioseguridad

Desafortunadamente, en muchas ocasiones, la implementación de un plan efectivo de bioseguridad todavía se cataloga como un gasto y no una inversión.

Invertir en bioseguridad permite:

retos

Estabilización de la salud del hato porcino

Mientras no aceptemos que las enfermedades son el principal componente del deterioro en el funcionamiento biológico y la expresión del potencial genético de los cerdos, la salud deja de ser una prioridad en nuestro programa de gestión y permitimos su impacto productivo y económico. 

Existen ya modelos probados del adecuado manejo de la salud de un hato, no solo a nivel de piara sino también nacional. Ejemplo de esto son países como Dinamarca que tiene una larga tradición de eliminación y control de enfermedades. 

Para llegar hasta ese punto Dinamarca ha promovido la cooperación estrecha entre la autoridad sanitaria y el uso del protocolos de autocontrol gestionado por cada porcicultor y que debe respetarse en cada una de las granjas, de la mano con las plantas de beneficio, y los veterinarios locales quienes aseguran el cumplimiento con lo dispuesto en las normas oficiales.

Productividad retos

La porcicultura latinoamericana debe adaptarse y aceptar que compite con países cuyos estándares de producción son 3,780 kg vendidos por hembra por año (31.5 cerdos vendidos/hembra/año con 120kg de peso), con un una conversión alimenticia de 2.8 global, con una documentación del bienestar animal, y que dentro de muy poco también incluirá la certificación de elementos como la trazabilidad, la seguridad alimentaria y el impacto ambiental.

Capacitación continua del personal

Es un hecho comprobado que las granjas que invierten en la formación, capacitación y entrenamiento de su capital humano, su principal herramienta para afrontar con eficiencia los retos y los cambios, evita también la rotación de personal, tan común en nuestra industria latinoamericana, y permite que se mantengan excelentes parámetros de producción.

Implementación de la tecnología disponible retos

Permite reunir los datos productivos de una granja como son, entre otros la temperatura corporal y del medioambiente, humedad, concentración de dióxido de carbono, amoníaco, flujo de aire, sonidos (tos, estrés), peso corporal, consumo de agua y alimento. 

Estos sistemas proporcionan, en tiempo real, información incalculable que se pueden interrelacionar y analizar para poder tomar decisiones inmediatas, eficientes y eficaces que mejoran la producción y el bienestar animal.

Aumentar en el consumo de carne de cerdo 

Mediante el agregado de valor de la canal, y de productos preparados. Actualmente, debido a los desafíos sanitarios de los 2 últimos años, la proteína que más se consume es la carne de pollo, seguida por la carne de cerdo por lo que en toda Latinoamérica se espera un crecimiento sostenido hasta el 2030. 

Afortunadamente, Latinoamérica cuenta con los recursos naturales, la mano de obra, el agua, y el terreno para mantener esta actividad y proveer esta proteína animal en el largo plazo. 

Sin embargo, los precios de las materias primas, especialmente en los países no productores de grano, obligan a los productores a ser muy eficientes al producir un kilogramo de carne de cerdo. 

Por lo tanto, Latinoamérica debe aprovechar la gran oportunidad que tiene para incrementar la demanda local a través del hábito de consumo diario apoyándose en estrategias de comunicación y marketing para educar al consumidor, derribar mitos, romper estigmas y comunicar a los consumidores sobre los beneficios de la carne de cerdo.

Finalmente, debemos aprovechar las oportunidades del mercado de exportación, no todos los países Latinoamericanos son exportadores de carne de cerdo.

Hoy, Latinoamérica representa únicamente el 10% de la exportación de carne a nivel mundial. 

De manera proactiva algunos países de la región lograron el crecimiento y desarrollo del mercado de exportación, entre ellos destaca el caso de México que logró un aumento de las exportaciones hacia China del 258%.

En conclusión, innovar e implementar, es la clave para que los productores de Latinoamérica aprovechen las ventajas, amplíen sus conocimientos sobre tecnologías y tendencias que ya se utilizan en otros países que han alcanzado éxito en la actividad porcícola. 

El futuro de la producción porcina está en Latinoamérica si logramos aceptar y corregir los retos que nos permitirán convertirnos en un referente mundial, ¡no perdamos esta oportunidad!

 

Bioplagen Latam
Vetanco Latam
MXO gif
agriNews FM
MÁS SOBRE Sector porcino

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD PORCINA

Acceso a los artículos en PDF
Mantente al día con nuestros boletines
Reciba gratuitamente la revista en versión digital

DESCUBRA
AgriFM - Los podcast del sector ganadero en español
agriCalendar - El calendario de eventos del mundo agroganaderoagriCalendar
agrinewsCampus - Cursos de formación para el sector de la ganadería