Nutrición y Alimentación

Claves para mejorar la supervivencia del lechón y aumentar su peso al destete con un probiótico de levadura viva

PDF

Para leer más contenidos de Revista porciNews Noviembre 2022

Juan Alberto Escoda Responsable R&D Cincaporc

Laia Batet Puig Responsable Técnico Comercial Porcino, Phileo Iberia

Roser Bobet Estudiante de veterinaria de la Universitat de Lleida

+VER TODOS LOS AUTORES

La gestación y la lactación son fases muy exigentes para las cerdas, ya que requieren el conjunto adecuado de nutrientes para conservar la condición corporal y producir leche.

La suplementación con levadura viva durante estas fases beneficia tanto a las cerdas como a sus crías, tal y como confirman los nuevos datos de campo de una gran integradora porcina española.

Maximizar el número de lechones nacidos es importante, pero aún más importante es mantenerlos vivos y sanos hasta el destete.

El reto de las cerdas hiperprolíficas es que producen un elevado número de lechones con una gran variedad de pesos al destete, siendo sobre todo los lechones con menor peso corporal los que requieren más atención en torno al destete.

El papel fundamental de la nutrición de la cerda en gestación y lactación 

Un calostro de calidad garantiza una inmunidad adecuada y la estimulación de la ingesta de pienso es uno de los elementos clave para reforzar a estos lechones desde el principio. Pero también se logran grandes resultados con una cerda sana y centrándose en lo que come durante la gestación y la lactación.

Esto es importante, ya que las necesidades nutricionales varían durante las diferentes fases del ciclo de producción de la cerda.

Durante la gestación, la cerda necesita suficiente energía y proteínas para sustentar el crecimiento de las glándulas mamarias y del feto.

Una gestión adecuada de la alimentación garantiza una producción suficiente de calostro y leche de alta calidad durante la lactación y ayuda a mantener la condición corporal de las cerdas.

Beneficios de las levaduras probióticas

Se ha demostrado que algunos aditivos basados en levaduras son beneficiosos para la salud y el rendimiento de las cerdas en gestación y lactación, con efectos positivos que se transfieren a sus lechones.

La levadura probiótica Sc47 es una levadura viva (LV) que favorece el desarrollo de una microbiota intestinal saludable en los cerdos, incluidas las cerdas.

Esto es especialmente importante al final de la gestación y durante la lactación, momentos en los que las cerdas pasan de dietas de gestación poco concentradas a dietas de lactación muy concentradas.

La dieta rica en fibra suministrada durante la gestación, suele ser sustituida por una dieta rica en energía y proteínas a los 5-7 días antes del parto. Este cambio repentino de dieta requiere la adaptación de la microbiota de la cerda.

La suplementación con levadura probiótica Sc47 ayuda en esta transición, lo que se traduce en menos estreñimiento durante el parto. Al mismo tiempo, una microbiota saludable conduce a una mayor producción de ácidos grasos volátiles (AGV) en el intestino grueso.
Todo ello ayuda en el mantenimiento de la condición corporal de la cerda y favorece una mayor producción de leche.

La levadura probiótica Sc47 mejora la transferencia de inmunoglobulinas (IgG e IgA) (Jang et al,. 2013; Zanello et al., 2013) de las cerdas a los lechones a través del calostro, y mejora la calidad nutricional de la leche de las cerdas (Figura 1), lo que contribuye a mejorar la salud y el rendimiento de los lechones hasta el destete.

Especialmente en el momento actual, en el que el óxido de zinc terapéutico está prohibido y el uso de antibióticos está sometido a una presión constante, el peso al destete se ha vuelto aún más relevante.

Estudio de eficacia de la levadura probiótica Sc47

Con el fin de validar la eficacia y los beneficios de las levaduras vivas en cerdas gestantes y lactantes con la levadura probiótica Sc47 en condiciones de campo españolas, se realizó un estudio en una granja comercial (Cincaporc).

Los parámetros medidos estaban relacionados con el rendimiento zootécnico de las cerdas y sus crías hasta el destete.

Para el estudio, se seleccionaron 96 cerdas Danbred con paridad entre 2-6 y se les aplicó el programa de alimentación comercial estándar de Cincaporc (Grupo CON: n=50) o el mismo programa suplementado con la levadura probiótica Sc47 (Grupo LV: n=46) (Figura 2).

Entre los días 0 y 108 de gestación, tanto el grupo de control (CON) como el grupo (LV) recibieron la dieta de gestación comercial estándar.

A partir del día 87 de gestación, el grupo LV recibió 3 g de levadura probiótica Sc47 (1×1010 UFC/g) por cerda y día, lo que equivale a 1,0 kg/tonelada de pienso completo, considerando una ingesta media de pienso de 3 kg/cerda/día (suplementación utilizando un sistema de dosificación automatizado conectado a la estación de alimentación). El grupo CON no recibió este suplemento.

Desde una semana antes del parto hasta el destete, el grupo LV recibió 6 g de levadura probiótica Sc47 por cerda y día (suplementación manual), lo que equivale a 1,0 kg/tonelada de pienso, considerando una ingesta media de 6 kg/cerda/día.

Todas las camadas de cada grupo de ensayo se homogeneizaron dentro de las 24 horas siguientes al nacimiento para obtener 15 lechones por cerda. Los lechones se pesaron al nacimiento y a los 21 días de vida, registrándose los siguientes parámetros:

Tamaño de la camada: número de lechones vivos, número de mortinatos, número de lechones destetados.

Peso corporal: pesos individuales al nacimiento y pesos individuales a los 21 días.

Mortalidad: número de lechones muertos o retirados registrados diariamente.

Mejorando los parámetros clave de rendimiento en las explotaciones porcinas 

  TAMAÑO DE CAMADA  

Los resultados de este ensayo mostraron que las cerdas suplementadas con la levadura probiótica Sc47 tienen mayor número de lechones nacidos vivos (Figura 3).

A pesar de que la suplementación con levaduras vivas no comenzó hasta el día 87 de gestación, se registró un mayor número de lechones nacidos en el grupo LV.

  PESO CORPORAL  

Los pesos individuales al nacimiento fueron iguales en ambos grupos. A las 24 horas del nacimiento, las camadas se homogeneizaron mediante cruces. Todas las cerdas se quedaron con 15 lechones.

  MORTALIDAD  

La mortalidad predestete en el grupo LV se redujo en un 28% (12,3% en el grupo control frente al 8,8% en el grupo suplementado con levadura), lo que se tradujo en un mayor número de lechones destetados (13,5 frente a 13,0 en el grupo CON) partiendo de los 15 lechones por cerda después de traspasos (Figura 4).

Ante la prohibición del óxido de zinc terapéutico en las dietas de los lechones, el peso al destete se ha convertido en algo crucial para mantener a los cerdos sanos y con un alto rendimiento en las etapas siguientes.

El objetivo principal de este ensayo, aumentar el peso corporal de los lechones al destete, se alcanzó:

5,10 kg en el grupo de la levadura probiótica Sc47 frente a 4,66 kg en el grupo de control (Figura 5).

Estos resultados coinciden con estudios anteriores realizados en todo el mundo. La mejora en la transferencia inmunitaria desde las cerdas a los lechones les proporciona un buen arranque y la microbiota intestinal modificada de las cerdas ayuda a desarrollar un microbioma más sano y resistente en el tracto digestivo de sus crías.

El mayor número de lechones por camada y el mayor peso de las camadas al destete sugieren que los lechones nacidos de cerdas suplementadas con levadura probiótica Sc47 son más fuertes en comparación con los lechones de control, posiblemente debido a una mejor calidad y cantidad de calostro y leche.

La mejora del rendimiento de los lechones antes del destete se tradujo en una mayor rentabilidad en la granja.

El retorno de la inversión del uso de la levadura probiótica Sc47 fue de 1:10 utilizando la calculadora de Phileo desarrollada y validada por SIP Consultors.

Una estrategia testada y eficaz

Producir lechones sanos es un reto y requiere un programa nutricional adecuado, tanto para la cerda como para los lechones.

Dado que la cerda tiene una gran influencia en la calidad de los lechones al nacimiento, así como en el destete, es fundamental proporcionarle el conjunto adecuado de nutrientes para favorecer el crecimiento fetal y la producción de calostro de calidad y cantidad de leche, entre otros.

Este estudio llevado a cabo en una granja comercial representativa de la producción porcina española demostró que la suplementación de la levadura probiótica Sc47 durante la gestación y lactación mejora el rendimiento reproductivo de las cerdas y los resultados zootécnicos de los lechones.

+0,5 lechones destetados por camada

+440 g de peso corporal al destete

-3,5% de mortalidad al destete

+8,3 kg por camada al destete

Estos resultados coinciden con otras experiencias en Europa y fuera de ella. Esta estrategia de salud a través de la nutrición en la alimentación materna, complementando con la levadura probiótica Sc47, es una estrategia probada en los principales países productores de cerdos.

Este enfoque ayuda a los productores con los retos que plantea el destete para alcanzar el peso deseado de los lechones.

La adición de la levadura probiótica Sc47 a las dietas de las cerdas no solo ayuda a alcanzar todo el potencial genético de los animales, sino que también contribuye a reducir la dependencia de los antibióticos y del óxido de zinc terapéutico, al tiempo que aumenta la rentabilidad de las granjas con un sólido retorno de la inversión.

Leer más sobre Phileo

MÁS SOBRE Nutrición y Alimentación

Especial Complejo Respiratorio Porcino

ARTÍCULOS PRODUCTOS ENTREVISTAS
e-book Especial Complejo Respiratorio Porcino

EBOOK

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD PORCINA

Acceso a los artículos en PDF
Mantente al día con nuestros boletines
Reciba gratuitamente la revista en versión digital

DESCUBRA
AgriFM - Los podcast del sector ganadero en español
agriCalendar - El calendario de eventos del mundo agroganaderoagriCalendar
agrinewsCampus - Cursos de formación para el sector de la ganadería