29 Abr 2020

Entrevistamos a Francesc Molist sobre el futuro de la nutrición porcina

Entrevistamos a Francesc Molist, Manager Research & Development Schothorst Feed Research B.V. sobre la importancia de explorar nuevas estrategias nutricionales en cerdos que tengan en cuenta la fase productiva, la inmunidad y la microbiota intestinal.

Entrevistamos a Francesc Molist sobre el futuro de la nutrición porcina

¿Cuáles serán las tendencias de futuro en la nutrición porcina?

Si tuviera que nombrar tres tendencias, la primera sería intentar hacer una dieta en la transición para ayudar a que los animales estén menos estresados durante el destete.

La segunda sería hacer una dieta de periparto, para ayudar a la cerda durante el parto y los primeros días de vida de los lechones.

Y la tercera, usar más subproductos de la industria agroalimentaria en la alimentación porcina. Actualmente, no se usan mucho porque no tenemos información del valor nutricional, pero están disponibles y en el futuro se tendrán que usar más.

 

Sabemos que la nutrición y la forma en la que alimentamos a las cerdas durante la gestación es un factor determinante para el éxito de su camada. ¿Qué puntos clave debemos tener en cuenta con respecto a la nutrición y alimentación de la cerda durante el periparto?

El primer punto clave sería el periodo que transcurre entre la última comida de la cerda y el parto, siendo importante garantizar que tenga suficiente energía.

Esto se puede conseguir cambiando la dieta o cambiando la

cantidad de pienso que se da a la cerda antes del parto. Otro punto clave sería entender qué patógenos hay en la granja, si hay Clostridium, E. coli, etc., e intentar hacer algo para influir en la producción del calostro para proteger mejor a los lechones.

Así, la interacción entre dieta, calostro, calidad y producción de animales es muy importante.

Por otro lado, es importante entender cuándo se debe cambiar la dieta para que la cerda produzca leche y que los lechones crezcan en vez de ayudar en el parto.

En este sentido, debemos ser conscientes de que, durante el periparto y la lactación, tendremos dos objetivos distintos:

Primero, ayudar en el parto y maximizar el número de lechones vitales.

Segundo, maximizar la producción de leche.

 

¿Cuál es la relación entre el tiempo transcurrido desde la última comida antes del parto y la duración del mismo?

Las cerdas actuales son capaces de parir un gran número de lechones. Sin embargo, si el tiempo transcurrido entre la última comida y el parto es superior a las 3-6 horas, corremos el riesgo de que la cerda se quede sin energía. Por ello, nuestro reto actual es encontrar la forma de aportar energía a la cerda antes del parto de forma que evitemos que tenga problemas durante el mismo.

En este sentido, hemos de investigar qué nutrientes se pueden usar al cabo de unas horas y qué nutrientes van directos a la sangre y acaban desapareciendo (no serían una buena fuente de energía en estos casos).

A veces, se ve que la cerda no quiere comer cuando está próxima al parto, por lo que lo más interesante sería encontrar una dieta que aporte energía a la cerda hasta 6 horas después de la última comida.

Asimismo, también debemos entender mejor el rol que puede tener la fibra y cómo se puede fermentar más lentamente, de forma que se produzca una fuente de energía más sostenida en el tiempo.

 

Con respecto a la nutrición de la cerda, ¿cuáles son los nutrientes limitantes que debemos cuidar especialmente? ¿Por qué?

El primer nutriente a tener en cuenta sería la energía porque si la cerda no tiene suficiente, tendrá que movilizarla a partir de sus reservas de grasa o músculo. Así, si la energía es limitante, el resto de la dieta dará igual.

Si la energía no es un factor limitante, el siguiente nutriente que debemos cuidar son los aminoácidos, ya que son los que darán soporte a la cerda.

A continuación, vendrían los minerales, especialmente aquellos que intervienen en la producción de leche y que influyen en la calidad del calostro.

Finalmente, podríamos poner el foco en los nutrientes que se relacionan con la salud intestinal de los animales.

 

La nutrición y la salud intestinal están íntimamente relacionados. ¿Nos podría dar algún ejemplo de cómo la nutrición nos puede ayudar a controlar la proliferación de patógenos o favorecer el desarrollo de una microbiota más saludable?

Un ejemplo sería hacer una dieta basada en el enfoque de bajar el pH del estómago para fortalecer la barrera gástrica.

Sabemos que, si el pH del estómago es alto, las bacterias tienen más facilidad para atravesar esta barrera, por lo que, si logramos que el pH gástrico sea ácido, estaremos poniendo una primera barrera de protección frente a los patógenos intestinales.

Para controlar esto, debemos tener en cuenta el aporte de proteínas, minerales y ácidos orgánicos de la dieta.

 

En la actualidad, existen numerosas estrategias destinadas a favorecer la salud intestinal a través de la inclusión de productos como probióticos, prebióticos, acidificantes, enzimas, etc. Según tu experiencia, ¿cuál sería la estrategia más adecuada en cada rango de edad para lograr la máxima supervivencia y productividad desde el nacimiento de los lechones hasta el engorde?

Probablemente, como los animales nacen prácticamente estériles, sin una microbiota propia, podría ser útil dar un aporte de probióticos en la dieta de forma que adquieran bacterias que son saludables a nivel intestinal. De esta forma, podríamos lograr una colonización intestinal con estas bacterias que nos ayudarán a impedir que sean colonizados por bacterias patógenas.

Conforme los lechones van creciendo y la microbiota se vuelve más estable, podría ser interesante incluir aditivos que tengan un papel acidificante o antimicrobiano que ayuden a controlar las poblaciones microbianas en el tracto gastrointestinal.

Luego, a medida que van creciendo, el animal probablemente necesite de la ayuda de enzimas u otros productos para digerir todos los nutrientes de la dieta.

La idea sería que, cuando son jóvenes, intentemos que se colonicen con bacterias beneficiosas y, posteriormente, enfocarnos en la digestión de nutrientes.

 

Sabemos que los lechones adquieren una parte de su microbiota intestinal a través de sus madres. ¿Existe alguna estrategia nutricional que permita que las cerdas adquieran una microbiota más saludable y que sea transferida a sus lechones?

A este respecto, hemos estado realizando ensayos con el tipo de fibra para comprender mejor cómo cambia la microbiota antes del parto, ya que es la que entrará en contacto con los lechones.

Hemos visto que esto es posible, la única pregunta es si esta microbiota se mantiene estable a lo largo de la vida del lechón o si, posteriormente, varía cuando se cambia la dieta.

Ahora nos queda por determinar si invertir en una dieta que modifique la microbiota de la cerda se traducirá en efectos a largo plazo en los lechones. Es decir, si durante el engorde podremos encontrar las bacterias que colonizaron al lechón inicialmente o si no permanecen más allá de los primeros 20 días, existiendo otros factores más importantes (dieta, alojamiento, etc.) que terminan por determinar la composición final de la microbiota.

Tenemos claro que hay un efecto, pero no sabemos cuál es su duración ni cuánto hay que invertir en la cerda, o si es mejor invertir más en el lechón antes del destete para influir más en la composición de su microbiota y reducir la incidencia de diarreas.

 

¿Existen estudios que demuestren la utilidad de las estrategias nutricionales para reducir el uso de antibióticos? ¿Resaltarías alguno especialmente interesante?

Está claro que quitar antibióticos y poner un aditivo sin cambiar el resto no funciona, así que cada vez estoy más convencido de que si queremos reducir el uso de antibióticos debemos usar una estrategia holística.

Es probable que el nivel de proteína juegue un papel importante, pero también otros macronutrientes, como la grasa.

Por ejemplo, a los lechones que estamos destetando a los 28 días de edad les estamos dando demasiada proteína. Las dietas se deberían diluir un poco para evitar que los animales ingieran demasiados nutrientes que no puedan digerir y que pueden favorecer la proliferación de bacterias patógenas en el tracto gastrointestinal.

Encontrar el equilibrio entre digestión, aporte de nutrientes y microbiota es hacia donde deberemos dirigir nuestros esfuerzos.

 

Cada vez hay más estudios que relacionan la inmunidad con la salud intestinal, la composición de la microbiota intestinal y la composición de la dieta. ¿Hay algún ingrediente/nutriente que habría que eliminar o reducir en la dieta de los cerdos (en alguna de sus etapas productivas) para evitar los estados inflamatorios que en ocasiones pueden socavar el rendimiento de los animales?

Debemos tener en cuenta que, existen diferencias en cuanto al nivel de inmunidad entre el lechón inmaduro y maduro. Así, los nutricionistas aún no tenemos claro cuándo el animal ya tiene el sistema inmunitario maduro.

No obstante, hay estudios que demuestran que la presencia de compuestos como los β-glucanos o β-mananos estimulan el sistema inmunitario.

Si la estimulación es a largo plazo o continuada/crónica, puede convertirse en un problema, ya que el animal acabará desviando los nutrientes que debería invertir en el crecimiento hacia el sistema inmunitario. En estos casos, sería necesario adoptar medidas que nos permitan evitar estos estados de sobreestimulación del sistema inmunitario.

 

CONSIDERACIONES FINALES

Aún nos queda mucho por aprender de la relación que hay entre nutrición, inmunidad y microbiota en los distintos rangos de edad, determinando a partir de cuándo y durante cuánto tiempo la estimulación del sistema inmunitario se traduce en un problema a nivel productivo.

Existen diversos productos que pueden ayudarnos a modular el sistema inmunitario, pero, sobre todo, debemos ser conscientes que una dieta que provoque una estimulación continuada del sistema inmunitario tendrá consecuencias negativas.

PM-ES-20-0133

Relacionado con Nutrición y Alimentación

MÁS CONTENIDOS DE

Datos de la empresa

REVISTA PORCINEWS

Suscribete ahora a la revista técnica porcina

EDICIÓN Revista porciNews Junio 2022
Fallos en bioseguridad en explotaciones porcinas – Reproductoras y L&D

Fallos en bioseguridad en explotaciones porcinas – Reproductoras y L&D

Fernando Laguna Arán
Auge del virus de la encefalitis japonesa en nuevas regiones australianas

Auge del virus de la encefalitis japonesa en nuevas regiones australianas

Servicios Veterinarios Grup de Sanejament Porcí de Lleida (GSP)
El papel de los acidificantes en la salud intestinal del lechón

El papel de los acidificantes en la salud intestinal del lechón

Alberto Morillo Alujas
Claves del manejo de la cerda hiperprolífica

Claves del manejo de la cerda hiperprolífica

Luis Sanjoaquín
Sumando esfuerzos: por un futuro sin ZnO

Sumando esfuerzos: por un futuro sin ZnO

Tras las huellas del Chato Murciano – ¡Del Chato hasta los andares!

Tras las huellas del Chato Murciano – ¡Del Chato hasta los andares!

Ángel Poto Remacha Begoña Peinado Ramón Laura Almela Veracruz Sonia Galán Arnaldos
Fenotipado de precisión en un núcleo genético de selección porcina

Fenotipado de precisión en un núcleo genético de selección porcina

Aida Osuna Nevado
¿Las tecnologías inteligentes en explotaciones porcinas conducen a respuestas inteligentes?

¿Las tecnologías inteligentes en explotaciones porcinas conducen a respuestas inteligentes?

Franck L. B. Meijboom Mona F. Giersberg
Involucrando a los diferentes sectores en la prevención de la Peste Porcina Africana – Actividades del Grupo Operativo PREVPA

Involucrando a los diferentes sectores en la prevención de la Peste Porcina Africana – Actividades del Grupo Operativo PREVPA

Andrés Paredes Arturo Hernangómez Cristina Marí Daniel Hernández Eduardo Laguna Gonzalo Varas Jaime Hurtado Jesús Pérez Joaquín Vicente Juan Pascual Herrera Luis Fernando Villanueva Manuel González María Teresa González Pelayo Acevedo Santiago Carretero Saúl Jiménez-Ruiz Vidal Montoro
I-Farms, la granja inteligente de New Farms

I-Farms, la granja inteligente de New Farms

Análisis del agua dentro de la producción porcina

Análisis del agua dentro de la producción porcina

Gema Chacón Marta Ferrer
El papel de la Influenza en el complejo respiratorio de origen multifactorial

El papel de la Influenza en el complejo respiratorio de origen multifactorial

Sara Crespo Vicente
10 Reglas para un programa integral de control de PRRS: El modelo del queso suizo – Parte 1

10 Reglas para un programa integral de control de PRRS: El modelo del queso suizo – Parte 1

Carmen Alonso Marius Kunze
Aproximación diagnostica y alternativas para monitorizar el PRRSV

Aproximación diagnostica y alternativas para monitorizar el PRRSV

Pablo Pineyro
Precios, regulaciones y medio ambiente – Impulsos que obligan a la eficiencia energética

Precios, regulaciones y medio ambiente – Impulsos que obligan a la eficiencia energética

Andrea Costantino Salva Calvet
Cambio de paradigma con el fin del ZnO en el pienso para lechones

Cambio de paradigma con el fin del ZnO en el pienso para lechones

¿Ha llegado la hora de revisar las fases de transición y engorde de cerdos? – Parte 2

¿Ha llegado la hora de revisar las fases de transición y engorde de cerdos? – Parte 2

Ricardo Segundo
Nuestra visión holística – Los programas Naturwean y los suplementos nutricionales Adicare

Nuestra visión holística – Los programas Naturwean y los suplementos nutricionales Adicare

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD PORCINA

Acceso a los artículos en PDF
Mantente al día con nuestros boletines
Reciba gratuitamente la revista en versión digital

DESCUBRA
AgriFM - Los podcast del sector ganadero en español
agriCalendar - El calendario de eventos del mundo agroganaderoagriCalendar
agrinewsCampus - Cursos de formación para el sector de la ganadería